La grandeza, cuando se nace entre oro y seda, no alcanza tanta magnitud como cuando se llega a ser grande desde tan solo la riqueza del espíritu. Ese es el Colegio Nacional Técnico “Herlinda Toral”, Institución que nació sin un manto que la cubra, pero cargada de esperanzas y objetivos que le permitieran cumplir la misión que la trajo al mundo de la educación para desde allí proyectar su creciente grandeza; grandeza que no deja de evolucionar con el fraguar de virtudes, trabajo y tiempo, adquiriendo cada vez formas que se acoplan al ritmo del desarrollo humano, económico y tecnológico.

 

El Colegio “Herlinda Toral”, no tiene calendarios pasados, vive un presente continuo; siempre da un paso importante que sostiene a un nuevo avance y lo prepara para otro en un caminar firme y constante; brújula en mano abre senda a la luz, sin vuelta atrás, sin altos ni descansos. Allí radica la grandeza de su misión.

 

Su vida es… continuo crecimiento: Escuela Diurna de Obreras, Academia de Corte y Confección, Escuela Municipal “Herlinda Toral”, Liceo Municipal “Herlinda Toral”, Escuela Municipal de Mujeres “Herlinda Toral”, Instituto Municipal “Herlinda Toral”, Colegio Nacional Técnico “Herlinda Toral”.   Su corazón… sintonía tenaz con el pulso de la historia, el mundo, el desarrollo, la gente.  Su alma… la juventud.  Su designio… la educación.

 

Desde siempre, el “Herlinda”  es importante. Nació con ese atributo y lo mantiene por su coherencia con las demandas de cada época. Comenzó valorando las actividades femeninas. La virtud y el arte se conjugaban en el trabajo creativo del corte y la confección, el tejido, el bordado y la enseñanza básica primaria. Fue una magnífica oportunidad para que la mujer desarrolle sus capacidades intelectivas, libere su espíritu, enaltezca su misión en el hogar, ofrezca sus servicios a la sociedad y encuentre en su profesión una fuente de sustento económico.

 

Pero no queda allí, la mujer conquistaba espacio en el mundo laboral, y el “Herlinda Toral”, marcha amparando tan inalienable derecho. Se inicia, entonces,  la enseñanza especial de Industrias y Comercio con tres secciones: Corte y Confección, Labores Manuales y Oficinistas en Contabilidad y Mecanografía, incluyendo además, la práctica del Tejido en Paja Toquilla y la enseñanza del Inglés. El tiempo avanza y la juventud Herlindista continúa su preparación obteniendo títulos en: Comercio, Mecanografía, Telegrafía, Bordados,  Corte y Confección, y Secretariado, que confirman la inserción de la mujer en ciertas áreas laborales y luego preferenciales para el sexo femenino, tanto por su dedicación, como por su sensibilidad y delicadeza.

 

Mas, el avance científico y tecnológico evidencian nuevas metas; el “Herlinda Toral” se inquieta y la realidad se vuelve un reto: construir el día a día conforme a las exigencias del momento; así que, el Plantel emprende para el nuevo mercado laboral: crea la sección de ciencias:  sociales, químico-biológicas y físico-matemáticas; y,  optimiza el bachillerato en Comercio y Administración, tecnificando la especialidad de Contabilidad y asumiendo el Comercio Exterior como una carrera prioritaria para este mundo globalizado y virtual, con preparación específica y prácticas tutelares  para quienes se perfilan como conquistadoras del futuro en un mundo globalizado, competitivo, vertiginoso y cambiante.

 

Es que el Colegio “Herlinda Toral”, nace, crece, vive, se glorifica y avanza a la luz de una sucesión de mujeres y hombres grandes comprometidos con la educación, las artes, las letras, la cultura, las ciencias, en un trabajo mancomunado con maestros ejemplares, sembradores de valores y conocimientos; motor que  extrae el potencial intelectual y espiritual de las estudiantes, para luego conducirlas en el proceso de cristalización de los objetivos que cada una de ellas se plantea en el marco de sus propios intereses y características personales, con fin de formar bachilleres cotizadas, ícono de capacidad, eficiencia, responsabilidad, liderazgo y solidaridad en el ámbito familiar, social y profesional.

 

Pero no todo es casa adentro, para dar vuelo al multifacético espíritu de las alumnas del “Herlinda Toral”, se abren las puertas del Colegio, y entonces, calles, parques, instalaciones amigas, entidades públicas y privadas dan cabida para que en ellos se afanen sus propósitos de unción cívica, social, religiosa, deportiva, cultural, artística, académica, científica, tecnológica; donde logran gratitud, admiración, honores y triunfos.

 

Ese ha sido y es el “Herlinda” de ayer y hoy. El futuro, sigue siendo igual:  un reto… ¡difícil!…, pero factible. Siempre, se llega triunfal de la anterior,  y listo para la siguiente jornada con nuevo cargamento, nuevas expectativas, nueva misión, nuevos derroteros. Así, la conquista permanente avanza, sin detenerse en el tiempo, ni en el espacio, ni en las circunstancias; siempre vanguardista fiel; siempre excelsamente productiva.

 

A la fecha, el Plantel trabaja, responsable y entusiasta, en la propuesta del Plan de Transformación Institucional, con miras a entregar a las universidades y al mundo laboral, bachilleres de excelencia técnica, científica y humanística con capacidad de liderazgo, autogestión y comprometidas con el desarrollo regional y del país.

 

Si bien, la  valoración educativa y moral  que otorgan al “Herlinda”, cada vez en asenso, le vuelve codiciado y asediado por el estudiantado y los padres de familia que anhelan un futuro promisorio para sus hijas, sin embargo, el aumento de alumnado, el progreso científico y tecnológico y la visión futurista del mundo, que incrementan las necesidades económicas, físicas, tecnológicas y humanas, no lo detienen; más bien, mantienen a las autoridades del Plantel y a todo el personal docente, administrativo y de servicios en constante vigilia sobre su propio campo de acción, con el fin de concretar la preservación y ejecución del hoy, y proponer y planificar el mañana, procurando siempre satisfacer las necesidades operacionales,  optimizar la atención a las estudiantes, potenciar la educación y servir a la comunidad conforme a las nuevas áreas de trabajo y a los requerimientos profesionales del día.

Desde siempre, el “Herlinda Toral” es antorcha viva, enardecida por la pasión y el intelecto  de sus educandas. Su nombre fulgura; su luz traspasa las barreras del tiempo y el espacio e impregnada en el alma de las bachilleres llega al hogar, a la universidad, a la actividad profesional, a la empresa pública y privada, donde no solo son requeridas sino solicitadas; son parte activa del mundo socio-económico-político, dentro y fuera del país. Así, doquiera esté una exalumna Herlindista, allí hay garantía de aptitud, diligencia, prestancia, responsabilidad; allí está un maravilloso ser humano que brinda excelente atención al calor de una sonrisa.

Su trayectoria lo dice todo. El colegio “Herlinda Toral”, en su permanente proyección, rompe los límites de las posibilidades para alcanzar cada pináculo en armonía con el mundo de las nuevas generaciones y el mercado laboral del momento.

Sistema de Encuestas

Use este Sistema si ha recibido la debida información para interactuar en el mismo.

Educación Virtual HT

Plataforma de Aprendizaje del Colegio Herlinda Toral Aulas virtuales.

Haga click en la imagen para Entrar

Tuesday the 30th. Diego Rodriguez Digordz@hotmail.com.